Logotipo

PROGRAMAS

1. DESARROLLO DE COMPORTAMIENTOS PROAMBIENTALES

  • Andando al Cole.

Programas de Intervención en centros educativos dirigidos a la comunidad escolar (Dirección del Centro, Profesores, padres y madres, y alumnos/as) para potenciar el diseño y desarrollo de Caminos escolares Seguros, cuyo objetivo prioritario es promover y facilitar que los niños y niñas vayan al colegio caminando por una ruta segura y de forma autónoma.


  • Yo no me paro! Yo separo.

Programas personalizados de intervención ciudadana orientados a la potenciación de la separación de los residuos domésticos dentro del hogar y a la correcta utilización de los contenedores de recogida selectiva. Crear y/o mantener en el tiempo estas conductas proambientales.

 

  • ¿No sin tu coche?

Programas de intervención centrados en la reducción del uso del vehículo particular en trayectos cortos. El trabajo de modificación de hábitos en este ámbito de actuación se centrará en la generación de alternativas reales de conducta, que van desde el ir a pie, al uso de la bicicleta, transporte público, vehículos compartidos, señalización de itinerarios seguros para escolares, etc.

Como en todas las actuaciones de cambio conductual la clave del éxito en este tipo de programas está, no ya sólo en el aumento de la motivación hacia el cambio, o el incremento de la autoeficacia individual y la creación de actitudes positivas, sino en la ejecución de la conducta concreta. Por esta razón, siempre que sea posible las actividades diseñadas incluirán la realización experimental de la conducta deseada. En este caso, dejar el coche, e ir a nuestro lugar de destino en transporte alternativo.

 

  • Repara, Reduce, Reutiliza y Recicla. Las 4R.

Programas, intervenciones, proyecciones, conferencias, eventos o talleres prácticos orientados crear un cambio actitudinal y comportamental frente a la cultura de “usar y tirar”. La identificación de ésta como factor determinante de la escasez y el encarecimiento de ciertos recursos naturales, el aumento progresivo en la generación de todo tipo de residuos y el aumento de la contaminación es el punto de partida hacia el cambio de hábitos de consumo. La realización de actividades relacionadas con el aprovechamiento de los recursos ya disponibles (reparación y/o reutilización de objetos) sirven de hilo conductor para la formación de consumidores responsables. Todas las intervenciones de carácter práctico deben ir precedidas de una breve acción formativa cuyos contenidos introducen al participante en el contexto del consumo sostenible. En el desarrollo de la actividad, el diálogo, la generación de ideas y soluciones forman parte de los objetivos de la actividad. Algunas de las propuestas:

    • Talleres de Reparación de juguetes y/o libros para escolares.

    • Talleres de Reparación  de pequeños electrodomésticos y otros enseres para adultos.

    • Talleres de Manualidades con materiales de deshecho. La reutilización de residuos con fines lúdicos y artísticos es ya habitual en programas de ocio alternativo. Estas acciones no deben llevarse a cabo de forma aislada, el contexto teórico medioambiental es esencial para el aprovechamiento de la actividad.

    • Intervenciones Artísticas Locales. Efímeras o permanentes, este tipo de actuaciones realizadas a base de materiales y objetos de desecho dan visibilidad a estos los mensajes medioambientales y llegan al resto de la ciudadanía.

    • Talleres tradicionales de reciclaje: Tejido de bolsas, fabricación de jabón, papel reciclado, etc.

 

  • Apaga y vámonos!

Campañas de comunicación, programas de intervención, conferencias, talleres o acciones puntuales de continuación, cuyo principal objetivo es reducir el consumo energético de las familias y/o empresas.

Este objetivo tiene una doble línea de actuación:

    • Por un lado requiere la toma de decisiones individuales u organizacionales respecto a la modificación y adaptación de ciertos equipamientos eléctricos y electrónicos.

    • Y la más importante, la asunción de nuevos y numerosos hábitos cotidianos.

Ambas vertientes de intervención se pueden abordar desde distintas acciones educativas y con muy diversas herramientas de comunicación, todas con una bases inicial de trabajo centrada y dirigida hacia en el aumento de la motivación medioambiental individual y colectiva. Bien implementadas estas acciones y herramientas probabilizarán el cambio y/o la asunción de las conductas proambientales, objetivo último de la intervención.

 

  • ¡Mi ciudad, limpia!

Diseño de programas educativos y campañas de comunicación para la mejora de la limpieza viaria y recogida de excrementos caninos.

 

  • ¡Usa tu Punto!

Campañas de comunicación orientadas a potenciar el uso cotidiano de los Puntos Limpios Municipales. Este objetivo pasa por la promoción de la separación dentro del hogar de los residuos especiales, lo sean por su volumen o por su posible peligrosidad o toxicidad. Tras su correcta separación deben ser transportados a su lugar de destino dentro de los horarios de servicio establecidos.
Estas campañas incluyen acciones de comunicación que van desde la promoción en medios de comunicación tradicionales o digitales hasta las visitas guiadas participativas, actividades escolares, charlas informativas, etc.



 


Sígueme en:
Twiter Facebook

 
Subir
Inicio    |    Metodología    |    Áreas Temáticas    |    Servicios    |    Programas    |    Equipo y Colaboradores    |     Blog    |    Contacto