Blog | Eva Puche - Consultoría SocioAmbiental Movilidad Sostenible – Eva Puche Consultoria SocioAmbiental ;

“Hacer que las cosas pasen…”

Mucho se habla en estos tiempos de cambiar. Todos; organismos públicos, empresas e individuos sabemos que debemos adaptar nuestro entorno y nuestros hábitos para afrontar con inteligencia y eficacia las consecuencias de la crisis climática a la que se enfrenta nuestra civilización.

Hemos llegado a acuerdos; a acuerdos compartidos por toda la comunidad internacional. Hablamos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Objetivos que se subdividen en metas muy concretas. Incluso contamos con la “Guía de los Vagos para salvar el mundo” que nos desgrana con detalle decenas de acciones especificas que “podemos/debemos” hacer para contribuir a generar el  cambio y avanzar; desde nuestro sofá, desde nuestra casa, desde nuestro pueblo o ciudad…

Taller de Participación Diseño Urbano. Semana Europea de la Movilidad. Cordoba 2018

 

Y es que todas las autoridades científicas y estamentos políticos nacionales e internacionales nos exigen actuar y actuar ya!

¿y? …

Contamos con tres certezas incuestionables que nos van a ayudar a orientar nuestra estrategia de cambio:

1.       Las principales causas determinantes del cambio climático son de origen antropogénico. O sea, somos nosotros, los seres humanos los que lo hemos causado y/o precipitado y nosotros quienes tenemos las claves para invertir la situación.

2.       En las ciudades se concentran las causas y a su vez tienen LA SOLUCIÓN. 

3.       Los cambios que necesitamos no van a suceder solos, no se dan espontáneamente, ni por mero voluntarismo, ni buena intención.

Deducimos que el cambio será posible si actuamos desde y para nuestros pueblos y ciudades. Desde dentro. Y será gracias a  los cambios operativos y cuantificables que logremos alcanzar  los que marcarán el camino de acercamiento a  nuestros objetivos universales. Los índices de sostenibilidad apuntan a las administraciones pegadas a la gente. Son los ayuntamientos los que más y mejor influyen en la vida cotidiana de las personas, las únicas capaces de generar cambios sociales a pequeña escala. Y esos cambios sutiles, casi insignificantes, de persona a persona, de familia a familia, son los que finalmente cuentan y sumarán al avance hacia  los ODS. (Sí, vale, de acuerdo… las leyes, las directivas, reglamentos, planes integrales, normas  de todo tipo y color nos dicen qué hay que hacer, pero nos toca a nosotros hacerlo)., y sí,  finalmente serán las políticas locales las protagonistas de esta  ilusionante empresa.

Lejos de percibirse como una “losa”, esta responsabilidad se torna en una oportunidad de éxito y de avance socio-ambiental para nuestros pueblos y ciudades y, sin duda,  una mejora en la calidad de vida de “nuestra gente”

 

Bicicletada Infantil. Niños y niñas circulan por la calzada, sin sus padres/madres. SEM 2019

De modo que finalmente recuperamos aquel “Piensa globalmente, actúa localmente”.

 

No será difícil. Ya sabemos que no basta con spots publicitarios o tuits  que nos digan que debemos comprar menos envases, no basta con que la responsable de urbanismo construya 10 kilómetros de carril bici, (… que también…) o que como alcalde/concejal recomiendes separar la basura en casa. Nos toca “hacer que las cosas pasen”,  toca “ser los motores del cambio”.

No inventamos nada nuevo si introducimos aquí y ahora la figura del/la FACILITADOR/A;  Un facilitador o tutor es la persona que ayuda a un grupo a entender los objetivos comunes y contribuye a crear un plan para alcanzarlos…” (Wikipedia). Ésta es, ni más ni menos, la labor que los profesionales de la intervención socio-ambiental desempeñamos. Desplegamos estrategias, diseñando metodologías y herramientas de cambio comportamental pegadas a la realidad social de cada comunidad. Planes de actuación que arrojan cambios cuantificables que crecen y que se mantienen en el tiempo.

Ver: Video Presentación

Video Web Eva Puche.

 

A veces, muy pocas, un cambio de hábitos, (p.e. dejar el coche en casa e ir al trabajo caminando, en bici, patinete o bus), ocurre tras un cambio de actitud producido por una mayor
información y concienciación sobre los problemas ambientales y de contaminación de nuestro
entorno. Pero, la experiencia nos dice que esto no ocurre, o no suele ocurrir. Sí, nos concienciamos, pero no pasamos a la acción. No nos despertamos un día con “gafas verdes” y decidimos que vamos a dejar de emitir CO2 por el bien de la humanidad. Si queremos cambiar conductas a corto plazo y que los resultados sean cuantificables se hace necesario un acompañamiento profesional que nos ayude a convertir esas actitudes  en nuevos comportamientos. Para ello es necesario diseñar un plan de acción cuyo primer hito debe ser trasmitir  a la población objetivo que los cambios propuestos son “posibles”. Trabajar para generar sentimientos de autoeficacia, p.e. “es fácil, yo podría hacerlo”.

Equipo de Madres/Padres Guía. Programa Camino Escolar de Moriles. 2019

 

El  equipo FACILITADOR/A estudia, crea y ofrece alternativas reales y eficaces que permiten concebir que cambiar será fácil. En el ejemplo que planteamos, la estrategia (dejar de ir en coche privado al trabajo) se abordaría desde diagnóstico previo de servicios existentes, infraestructuras, perfiles profesionales y sociales, necesidades, costumbres, distancias, etc.; de modo que las alternativas sean reales, posibles, seguras, económicas, saludables…  Si el programa ideado (p.e. “Promoción Hábitos de Movilidad Sostenible al Centro de Trabajo”) incluye un proceso de participación activa de la comunidad a la que nos dirigimos, y esas alternativas las desarrolla el grupo social objetivo, la probabilidad de cambio se multiplica. “yo pienso cómo podría ir andando, yo imagino mis alternativas, y oigo las del resto de mis compañeros/as”… empiezo a cambiar.

Cambiar es necesario, es posible y es, sobre todo,

un reto esperanzador.

Etiquetado: / / / / / /

ENTORNOS ESCOLARES SEGUROS FRENTE AL COVID-19

Una Propuesta de Intervención Urbana y Social

Administraciones públicas, ayuntamientos, equipos y comunidades educativas trabajan estos días para afrontar en Septiembre  la apertura de los centros escolares y el inicio del curso escolar 2020/2021 atendiendo a las medidas de protección y prevención sanitaria necesarias frente al Covid-19.

Esto implica un replanteamiento en la organización de todas las actividades de modo que puedan realizarse de forma segura. La necesidad de reducir la circulación y el desarrollo de COVID-19 en el entorno educativo se basa principalmente en controlar y evitar las interacciones sociales de riesgo. (Guía  “Medidas de prevención, higiene y promoción de la salud frente a COVID_19 para centros educativos en el curso 2020-2021”. Ministerios de Educación y Sanidad en colaboración con CCAA).

La guía busca que la vuelta a la escuela sea segura, saludable y sostenible. Plantea la necesidad de crear entornos escolares seguros implantando, entre otras muchas medidas, aquellas que permitan limitar los contactos en las horas y lugares de entrada y salida de las clases. Para lograr este objetivo propone llevar a cabo actuaciones que impliquen mayor disponibilidad de espacio físico de estancia y encuentro en las puertas de los colegios  y otras líneas de intervención para  fomentar “el transporte activo”. Por lo que se hace necesario, entre otras medidas urgentes, planificar y ampliar el espacio disponible en los entornos previos a las puertas de los colegios. 

Es en este contexto en el que se enmarca nuestra propuesta:

CREAR ENTORNOS ESCOLARES SEGUROS frente al COVID-19:
Pequeñas actuaciones urbanísticas provisionales de bajo coste y alto impacto que
van a permitir  la entrada y salida SEGURA de los escolares.

Estas intervenciones provisionales en el espacio físico, junto a algunas medidas de calmado de tráfico acompañadas de acciones de sensibilización y concienciación dirigidas a la comunidad educativa tienen como objetivo final transformar las puertas de los colegios en lugares de encuentro amplios, amables y saludables tanto para los niños y las niñas como para las familias acompañantes.

Hasta la irrupción del Covid-19  los accesos a los centros escolares han constituido zonas de conflicto entre vehículos y peatones y, en consecuencia, en zonas de peligro. Son espacios normalmente limitados y estrechos donde la afluencia de familiares acompañantes y coches genera aglomeraciones incomodas que hoy, más que nunca debemos evitar.

Experiencias anteriores nos demuestran que pequeñas intervenciones urbanísticas logran cambios notables a muy corto plazo. Acompañadas éstas de acciones de sensibilización dirigidas a promover la movilidad escolar activa permite que estos cambios se mantengan en el tiempo.

OBJETIVOS: 

  • Mejorar y ampliar los espacios previos a las puertas de los centros educativos de forma que sea posible mantener las distancias de seguridad impuestas por el Covid-19.
  • Generar entornos seguros y confortables alrededor de los colegios.
  • Potenciar modos de movilidad escolar activa: caminar e ir en bici.
  • Calmar y reducir el tráfico de coches.

NUESTRA PROPUESTA

La incertidumbre a la que nos enfrentamos exige tomar medidas de forma rápida y  eficaz y adaptables a los problemas que puedan ir surgiendo, por lo que a corto plazo sugerimos la implantación de medidas provisionales y de bajo coste.

Se trata de crear espacios lo más parecidos posible a una “plaza” en los que el tráfico sea el mínimo; prácticamente inexistente. 

Utilizando elementos movibles y efímeros como vallas, bancos, pintura de suelo y/o maceteros y llevando a cabo las comunicaciones básicas con la comunidad educativa podremos acotar un entorno amplio, observar los resultados e ir avanzando hacia la consolidación de estas medidas a través de la colaboración con las AMPAS, los equipos directivos, la policía local e incluso con los mismos escolares.

Proponemos la puesta en marcha de medidas de Urbanismo Táctico para frenar los contagios por SARS-CoV-2 en los entornos escolares.

 

 

 

 

 

 

 

 

Paralelamente es recomendable:

  • Trabajar en la reducción de la afluencia de vehículos privados en horas de entrada y salida de escolares con el fin de facilitar en movimiento de los padres/madres y alumnado que van caminando, mejorando así la calidad del aire y el nivel de ruido.
  • Proponer zonas alternativas de parada para entrega y recogida de escolares en lugares próximos al colegio.
  • Promover los caminos escolares a pie con rutas escolares accesibles y seguras.
  • Animar a las familias a permitir cierto grado de movilidad autónoma a los hijos mayores para hacer sus trayectos de ida y vuelta al colegio andando sin compañía adulta.
  • Implantar medidas de calmado de tráfico: pasos de peatones elevados, bolardos, reducir la velocidad de paso por zonas escolares, etc.

Se trata de medidas complementarias que sin duda van a contribuir a promover la movilidad activa y a disfrutar de entornos escolares sanos, seguros y mucho más saludables y sostenibles, a corto, medio y largo plazo.

Ya sabemos que los menores presentan una gran vulnerabilidad ante factores de riesgo de tipo biológico, psicológico y social, principalmente debido a la inmadurez de sus sistemas inmunológico, respiratorio, digestivo y nervioso. Es por este motivo que facilitar y promocionar  la actividad física entre la comunidad educativa en sus trayectos casa/cole/casa disminuyen el riesgo de accidentes de tráfico, favorecen la salud mental y el desarrollo psicomotriz y físico del menor, previniendo así la incidencia de otras enfermedades no transmisibles.

Medidas Temporales vs. Medidas permanentes. Las medidas tanto físicas como comunitarias que se desarrollen durante las primeras semanas de clase deberán ser evaluadas y valorada su posible mejora y mantenimiento en el tiempo o su anulación una vez libres de pandemia.

Los beneficios a corto plazo son evidentes:

    • seguridad sanitaria
    • seguridad vial
    • movilidad activa y saludable,
    • confianza social,
    • calidad del aire
    • contribución al cambio climático.

Dada la inmediatez de las medidas a adoptar, en primera instancia recomendamos el acotamiento del espacio y la comunicación eficaz y rápida con las familias.  Pasados los primeros días sería deseable la puesta en marcha de una metodología participativa para la  transformación y adecuación de los entornos escolares tanto a las medidas de prevención del Covid-19 como a las necesidades de salud y desarrollo de la infancia en su término más amplio.

La participación social para el diseño y mejora del entorno escolar y otras intervenciones en el espacio público  se ha mostrado como una metodología en la que se alcanzan mejores soluciones, se movilizan mejores recursos y se establece mayores compromisos con la gestión y el mantenimiento de las acciones llevadas a cabo.

No obstante es importante señalar que en el diseño y ejecución de espacio público educativo requiere de procesos, conocimientos y destrezas técnicas específicas. En el proceso de diseño participan diferentes disciplinas, desde las más evidentes, como arquitectura y urbanismo o el paisajismo pasando por psicología ambiental o la pedagogía.

NUESTRO EQUIPO

Cecilia Bañas, arquitecta/urbanista.

Ainhoa Barrón, arquitecta/urbanista.

Eva Puche, psicóloga socio-ambiental

Etiquetado: / / / / / /

Un paseo o una avenida. ¿Compartimos el espacio?

El Proyecto #MorilesAmable y las medidas Covid-19 se imponen. El sábado 4 de Julio la Avda. de Andalucía de Moriles cambió usuarios. Esa tarde los coches cambiaron su ruta, era el turno de las personas.

La necesidad de poner a disposición de los vecinos y vecinas de Moriles un espacio público en el que poder pasear y disfrutar del aire libre que permita a su vez mantener las distancias físicas de seguridad impuestas por la pandemia han precipitado la implantación de esta medida por parte del Ayuntamiento de Moriles (Córdoba, España). Así, el corte “habitual y periódico” de este tramo estaba y está contemplado en el Plan de Sensibilización Ciudadana que junto a la Diputación de Córdoba proyectan ejecutar con antelación al inicio de la Obra de Regeneración de esta vía principal que, entre otros objetivos, convertirá un tramo de la Avenida de Andalucía en un espacio semi-peatonal compartido con turismos y otros vehículos a motor con limitación de velocidad a 20 km/h.

Aunque las obras se iniciarán en Abril de 2021, durante estos meses, las tardes/noches de sábados y domingos se cortará al tráfico rodado un tramo de más de 200 m. de calzada. Además de permitir el paseo y el encuentro entre vecinos o el juego seguro entre los más pequeños, esta medida permitirá la generación de hábitos de circulación alternativos entre los/as conductores de Moriles.

 

 

 

 

 

 

 

Los objetivos pasan, en primer lugar, por persuadir el uso del vehículo privado en recorridos inferiores a los 1500 m. y en segundo lugar po promover los trayectos a pie o en bicicleta por el casco urbano. De esta forma, el municipio avanza en su línea de trabajo centrado en la descarbonización y ahorro energéticos, en la lucha contra el calentamiento global y en disminución significativa de la contaminación atmosférica. Esto no será posible si no se da cambio modal hacia una movilidad sostenible que requieren las sociedades del Siglo XXI y que están siendo apoyadas por la Unión Europea, que junto al IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) financian el proyecto de remodelación de la Avenida.

La tarde de estreno.

Este fin de semana ha sido el primero de muchos. Habrá que esperar varias jornadas de corte para lograr que los vecinos y vecinas de Moriles se adapten a usar este espacio como peatonal, se lo apropien y lo disfruten plenamente, si ruidos, sin humo y sin temor al paso de coches. El sábado pudimos observar cómo algunas familias caminaban por las estrechas aceras sin ocupar la calzada.

 

 

 

 

 

 

 

Con el fin de facilitar esa adaptación y dar alternativas de ocio en un espacio hasta el momento, siempre ocupado por los coches, el Ayuntamiento contó con la colaboración de la Cía. Efímera Escena para dinamizar juegos infantiles que los niños y niñas pudieran reproducir sin la presencia de adultos: bailaron, pintaron, jugaron a “pañuelito”, a la rayuela, a pilla-pilla…

La medida, por el momento, ha sido muy bien recibida por la ciudadanía así como por los establecimientos comerciales y de hostelería. Durante las próximas tanto las autoridades locales y esta consultoría evaluaremos resultados e iremos mejorando la accesibilidad y o la comunicación, ajustando horarios de corte, o cualquier otra variable que contribuya a un mayor y mejor uso de este nuevo espacio público.

 

A los usuarios de coches…

La Policía Local, involucrada desde lo inicios del programa #MorilesAmable en la medida que busca mejorar la circulación, reducir el número de coches, calmar el trafico, la velocidad y avanzar en modos de movilidad sostenible, ha diseñado las rutas alternativas de paso durante los tramos de corte. Plan que puede ser consultado en las Redes Sociales propias y municipales. Paralelamente durante estos primeros días apoya con su presencia en los puntos conflictivos para informar y aportar soluciones a los posibles problemas que puedan surgir.

La existencia de rutas alternativas de paso no implica una invitación al uso local del vehículo privado. Moriles es un municipio compacto en el que las distancias entre extremos no superan los 1800 m. Es un pueblo accesible para ir caminando a prácticamente cualquier lugar de encuentro: tiendas, ayuntamiento, farmacias, edificios públicos, colegio, polideportivo, etc. No obstante por los estudios previos realizados el abuso del coche es notablemente superior a la media provincial y nacional.

Desde 2017 el Ayuntamiento desarrolla junto al Colegio García de Leaniz  un ambicioso programa de Camino Escolar que viene fomentado desde 2017 los trayectos de ida y vuelta al colegio a pie. Gracias a la colaboración de numerosas familias, se han creado rutas escolares y potenciado los caminos autónomos a pie de los escolares de mayor edad habiendo logrado reducir los trayectos al colegio en coche del 48% inicial al 26% según los últimos datos.

Estamos seguras que la puesta en servicio de la Avenida de Andalucía asi como el resto de las medidas y acciones que integran #MorilesAmable lograrán hacer de este municipio cordobés un lugar mejor en el que vivir y convivir.

Etiquetado: / / / / / /

¿En qué consiste la Intervención Socioambiental?

La mejora a nivel planetario de los ecosistemas, la conservación de la biodiversidad, la adaptación al cambio climático, la calidad  del aire que respiramos, la mejora de nuestra salud comunitaria o el consumo sostenible de los recursos naturales son solo algunos ejemplos de las cuestiones que podemos mejorar si cambiamos algunos de nuestros hábitos de vida y de consumo.

Con pequeños gestos cotidianos podemos conseguir grandes logros sociales y medioambientales que nos permitan disfrutar de un entorno seguro, saludable y sostenible.

Instituciones y organizaciones, estatales y privadas tienen la responsabilidad y la obligación social y moral de impulsarlos. Hablamos de cambios motivacionales, actitudinales y, por encima de todo, de cambios comportamentales. Cambios observables y medibles a escala individual y colectiva. Llevar a cabo los cambios que requiere nuestra actual forma de vida hace necesario un acompañamiento profesional, dirigido y participativo, ya que éstos no llegarán de forma natural o evolutiva. Tampoco al ritmo deseado.

¿Cómo lograrlo? Diseñando e implementando, entre otras medidas, intervenciones psicosociales  que precipiten y generen dichos cambios en nuestras costumbres y su mantenimiento en el tiempo.

La psicología social y ambiental, así como la sociología, antropología o la ecología urbana aportan conocimientos, metodologías y herramientas capaces de generar y promover esta urgente transformación.

 

 

El desarrollo de estas metodologías de análisis e intervención socioambiental, en combinación con marcadas directrices políticas y de gestión local, harán posible  que cada día nuestras ciudades y entornos naturales sean más sostenibles, amables y finalmente, más vivibles.

Etiquetado: / / / / /

Contacto

Si deseas contactar conmigo puedes hacerlo de las siguientes maneras

Eva Puche
659 39 00 58
evapuche@gmail.com | info@evapuche.com

Puedes seguirme en Redes Sociales